Como desguace en Albacete sabemos que las motos requieren de un cuidado extremo para mantenerse en buen estado. Sin embargo, hay veces que es imposible evitar una avería y, en ese momento, es cuando hay que decidir correctamente cómo actuar frente a un taller mecánico. Muchas veces, los profesionales necesitan cambiar piezas para solucionar el problema, y es ahí cuando entra en juego la opción de arreglar una moto con piezas de desguace.

En este post vamos a analizar las ventajas de arreglar una moto utilizando piezas de desguace:

Beneficios de arreglar una moto con piezas usadas

1. Ahorro económico

Cuando hablamos de reparar o modificar nuestra moto, probablemente una de las motivaciones más grandes a la hora de optar por una u otra pieza o por uno u otro medio de realizar la reparación sea el dinero.

He aquí donde entra en juego el ahorro económico que va estrechamente aparejada a la adquisición de piezas directamente del desguace.

Dado que no se trata de tiendas cuya finalidad última es la venta de piezas y recambios, cuentan con precios muy ajustados. Además, frente a lo que pueda parecer, un desguace cuenta con piezas muchas veces en estado seminuevo o apenas usadas, pero cuentan igualmente con un precio extraordinariamente reducido.

En este sentido, el ahorro económico es uno de los motivos por los que nos convendría adquirir las piezas de la motocicleta directamente en un desguace profesional y homologado como el nuestro.

2. Amplio catálogo de piezas para moto

En segundo lugar, encontramos la amplitud del catálogo de piezas disponible. Dado que los desguaces suelen ser lugares muy amplios, en los que cientos de vehículos dados de baja se aglutinan, es muy sencillo encontrar aquello que se busca.

Miles de piezas muy diferentes, de distintos modelos, marcas y años pueden adquirirse en un desguace, de manera que no solo el precio será un aspecto muy interesante a tener en cuenta, sino también la grandeza de la variedad que se pone a nuestra disposición.

3. Posibilidad de encontrar recambios descatalogados

En estrecha relación con el punto comentado más arriba se encuentra la posibilidad de encontrar recambios que actualmente ya no se encuentran en el catálogo de venta oficial de la marca. Nosotros sabemos que, en muchas ocasiones, los fabricantes dejan de ofrecer al mercado determinados productos, pues consideran que ya no tendrán tanta salida como tendrían antes, o bien porque han diseñado modelos más nuevos.

En este sentido, especialmente cuando nuestra moto tiene ya sus años, acudir a un desguace puede ser sinónimo de poder encontrar recambios descatalogados a un muy buen precio y en buen estado.

4. Piezas 100 % originales

Dado que los recambios que se ponen a la venta han sido extraídos directamente de vehículos originales, no existe ninguna duda acerca de la veracidad de los mismos. De esta manera, basta con observar el modelo del vehículo del cual se ha obtenido la pieza para llegar al convencimiento de su originalidad.

En este sentido, no nos pueden engañar a la hora de acudir a comprar piezas usadas para motos en un desguace.

5. Disponibilidad inmediata

Frente al funcionamiento de muchas otras tiendas convencionales, en las que es preciso esperar largas temporadas hasta que traigan la pieza que se busca desde el lugar original de fabricación, un desguace se caracteriza por ofrecernos disponibilidad inmediata de aquello que hayamos visto y nos interese.

Tan solo habrá que solicitarlo y será puesto a nuestra disposición sin ninguna espera de por medio, pues el producto ya se encuentra ahí mismo, sin necesidad de que sea transportado desde ningún otro lugar.

La rapidez es, de hecho, uno de los principales atractivos de los desguaces, junto con el precio tan reducido.

Arreglar motos con piezas de desguace

6. Cuidado del medio ambiente

Por último, no podemos dejar de referir a un aspecto que, aunque no se suele tener tan en cuenta, es igualmente importante. Este es el cuidado del medio ambiente, un tema de gran actualidad.

Y es que, cuando arreglamos nuestra moto haciendo uso de recambios obtenidos de un desguace, frenamos la sobreproducción, al mismo tiempo que damos una segunda vida útil a lo que alguna vez fue fabricado. Esto se traduce, evidentemente, en una contribución al cuidado del ecosistema, evitando un desastre natural derivado de la contaminación humana.

La mejor opción para arreglar una moto con piezas de desguace

Como queda patente en este post, comprar piezas de segunda mano para motos en Albacete supone una de las mejores alternativas de cara a su reparación. En Desguaces Albacete podemos ayudarte con lo que necesites.